¿Querés recibir las ofertas de Puttanesca Di Tutto?

En Kekanto los dueños de los establecimientos pueden publicar cupones de descuento. Regístrese y reciba los descuentos
f

¿Querés recibir las ofertas de Puttanesca Di Tutto?

En Kekanto los dueños de establecimientos pueden publicar cupones de descuento para todos sus consumidores. Registrate y recibí de forma gratuita todos los descuentos.

Publicidad
Notas:
5 estrellas
0
4 estrellas
0
3 estrellas
0
1 estrella
0
Notas específicas:
Ambiente
(1)
Comida
(1)
Atención al cliente
(1)
Bebida
(1)
Costo-beneficio
(1)
Ordenar por:
Opiniones   (2)
 
Hace algunos meses inauguró este nuevo restaurant sobre Av. Congreso en el barrio de Nuñez. Paso todos los días por ahí por lo cual el fin de semana pasado decidí ir a conocerlo.

El restaurant está armado en lo que fue anteriormente la fachada de una casa, que por lo visto se mantiene al fondo y donde es probable que vivan los dueños ya que toda la estructura de la casa está intacta.

El lugar es lindo, decorado al estilo italiano moderno, tiene un horno a la vista y grandes espejos para dar sensación de mayor amplitud. Al entrar lo primero que hice fue percatarme de dos cosas, uno que las mesas estan muy cerca unas de otras y que es bastante ruidoso, otra que no tienen un buen sistema de extracción de olores porque había bastante olor a rabas desde la puerta de entrada.

Nos sentamos en una mesa para dos, nos trajeron el menú y la carta de vinos. Mi acompañante pidió unos ñoquis soufflé de espinaca que estaban buenos y abundantes. Yo pedí un penne con salmón que llegó como penne con carne (equivocación del mozo), así que tuve que devolver el plato y esperar a que trajeran el correcto. Cuando llegó, no me pereció nada del otro mundo, la pasta sin mucho sabor, la cantidad del salmón ok, pero en general el sabor no me convenció. Los platos son abundantes y vienen en unas cazuelas de hierro para mantener el calor.

La atención regular, el mozo no fue muy amable con nosotros, como si estuviese apurado, le pregunté sobre un plato de la carta y ni me quiso explicar que tenía "es eso que dice en la carta" respondió con mala onda. Me parece importante sobre todo en lugares nuevos que tienen que ganar clientela el tema del servicio, yo soy vecina y podría ir seguido pero la verdad es que no me convenció mucho como para volver.
 
El lugar promete más de lo que es. Además, tiene un cierto estilo estético similar al de la Parolaccia (aun no entiendo cómo si no siendo del mismo grupo les permiten usar esas letras tan simular que prestan a confusión). Fui con tres amigas. Pedi ravioles de salmón que tenían un buen relleno pero estaban super cocidos. Los ñoquis de espinaca estaban buenos. El pan, la panera, en general me pareció muy mediocre.
La atención no fue esmerada.
Aun con descuentos, la cuenta no fue demasiado baja y eso que no pedimos más que una botella de vino (ni entradas, café o postre). No me convence para volver.

Escribir opinión


Mirá las estrellas y después evaluá
Para enviar fotos o completar campos adicionales, hacé login (no vas a perder la opinión escrita)
Kekanto no se hace responsable de las opiniones y/o comentarios. Ellos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Para obtener más información, por favor visite nuestras condiciones de uso.

Check-in

Total de check-ins
1
Sus check-ins aquí
0