¿Querés recibir las ofertas de Kansas Grill & Bar - Palermo?

En Kekanto los dueños de los establecimientos pueden publicar cupones de descuento. Regístrese y reciba los descuentos
f
Kansas Grill & Bar - Palermo

Kansas Grill & Bar - Palermo

Av del Libertador , 4625
Palermo - Buenos Aires

Teléfono: 54 11 4776-4100

Somos un Restaurant de Contemporary American Cuisine. Nuestra misión es aportar alimentos de calidad en un ambiente placentero a través de un servicio excelente. 


Precio por persona:

$$$ (De $100 a $180)

Categoría:
Restaurante
Ranking: #6 de 955
Sitio oficial::
kansasgrill.com
Primer comentario por:
Clayton Kohiyama
Detalles:
Prohibido fumar
Estacionamiento

¿Querés recibir las ofertas de Kansas Grill & Bar - Palermo?

En Kekanto los dueños de establecimientos pueden publicar cupones de descuento para todos sus consumidores. Registrate y recibí de forma gratuita todos los descuentos.

Publicidad
Notas específicas:
Ambiente
(24)
Comida
(23)
Atención al cliente
(24)
Costo-beneficio
(24)
Bebida
(21)
Consejos  (19)
Gabriel Oyarzabal
Ir con tiempo, suele haber mucha demora para aceder a una mesa.
Gabriel O.
Silvana
Ir con paciencia, en general hay espera, pero se puede ir tomando algo en la barra
Silvana
April134
Anda temprano o sentate a esperar por una mesa
April134
Lau Diez
Ir temprano porque siempre hay que esperar mucho
Lau D.
Ordenar por:
Opiniones   (37)
 
La última vez que fui tuve una espera cercana a 1 hora, nos ubicaron en la parte exterior, que dicho sea de paso, la mesa y sillas no era muy cómoda; comí un plato con lomo, si bien estaba bien no alcanzó mis expectativas. Los platos tardaron en llegar más de lo prudente y la tardanza se repetía cada vez que necesitábamos algo del mozo. Volvería sólo si no tengo otra opción para el momento.
Consejo: ir con mucho tiempo y sin muchas espectativas
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Familias
 
fui un viernes, en un horario que crei temprano, las ocho de la noche, pero me encontre con un lugar saturado de ruido ... y de gente. sin embargo, a los 20 minutos ya tenia mesa, si bien era de las que estan a un lado de la barra. A ese momento, estaba arrepentida de la eleccion, pero habernos ido a otro lugar no nos mejoraria la situacion. Pedimos unas ribbs de cerdo y un bife de chorizo. las primeras estaban muy pero muy ricas. el bife de chorizo... espectacular. el gustito a leña, carne excelente y el punto justo segun lo pedido. NO SOLO RECOMENDABLE, SINO QUE ES IMPERDIBLE. VALIO LA PENA.
Consejo: no ir fines de semana, nos dijeron que esta muy lleno, demasiada espera. las ribbs son buenas, pero si son argentinos y carnivoros, el bife de chorizo. aproveche el descuento que dan algunas tarjetas para ir a comer asi no les sale tan caro
Bueno para: Cena, Almuerzo
Miguel Angel Manzi:
Coincido con Liliana, el ambiente es ruidoso, y es recomendable ir temprano, ya que podes tener espera de hasta 1 hora, hora y media, en los fines de semana! He tenido buenas y malas experiencias en Kansas respecto a la comida! pero en general la comida es buena y variada!
Contenido inválido
 
BBB!!!
Descobrimos este restaurante através do primo do meu marido (que é argentino).Situado no elegantérrimo bairro Palermo, esse restaurante é lindíssimo, muito grande, climatizado e serve pratos da cozinha norte-americana maravilhosamente preparado.
O ambiente é bem decorado, com iluminação propícia para ficarmos bem à vontade, dispõe de serviço de manobrista, atendimento bacana.

Comemos um filé mignon com batatas recheadas + costela de porco com molho barbecue. Gente! Não sei não viu? Quando " volvermos" a Buenos Aires, com certeza iremos lá novamente! É espetacular! O ambiente, o atendimento, a comida, o bairro, a companhia tudo colaborou para ser uma noite inesquecível!!!
Fora isso baratíssimo, comparado aos outros restaurantes com o mesmo padrão de conforto e atendimento.
O detalhe é que fomos 2 horas da manha, enfrentando uma temperatura de 3 graus em jun/2012.
Consejo: Costillas de cerdo con barbacoa; lomo con papas.
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Cena, Almuerzo, De madrugada, Vino, Comer mucho, Familias, Gastar poco
 
O imperdível bairro de Palermo, considerado o pulmão verde da cidade de Buenos Aires devido aos seus diversos parques e jardins, é dividido em 6 distritos: Alto Palermo, Palermo Viejo, Palermo Soho, Palermo Hollywood, Palermo Chico e Las Cañitas.

Região bem atendida por transporte público e metrô (4 estações da linha verde), cortada de ponta a ponta por grandes avenidas que facilitam a chegada/saída do bairro, em Palermo estão localizados o Aeroparque Jorge Newberry, o Parque Tres de Febrero, o Zoológico, o Jardim Botânico, o Planetário, o Jardim Japonês, o Campo Argentino de Polo e o Hipódromo Argentino.

Palermo é também o principal reduto gastronômico de Buenos Aires, com muitos restaurantes moderninhos e bares. A concentração de estabelecimentos faz um bem danado à concorrência: é difícil achar um lugar onde a comida não seja de ótima qualidade.

Na região de Las Cañitas, uma das mais nobres de Buenos Aires, bem ao lado do Hipódromo e em frente aos campos de polo, está o restaurante Kansas, de cozinha norte-americana (em tempo: a casa tem outros 2 restaurantes, em San Isidro e Pilar, ambos na Grande Buenos Aires).

O carro-chefe da casa são as enormes carnes feitas na grelha de carvão (destaque para as “Ribs”, que dizem ser as melhores de Buenos Aires) , servidas normalmente com acompanhamentos bem calóricos. No cardápio há também saladas, massas, peixes e burgers. Ah, e aquelas sobremesas monstruosas, que engordam só de olhar de tão grandes, para dividir entre a família e, se duvidar, chamar o vizinho.

Vive lotado, portanto é bom chegar cedo se não quiser ficar esperando. Ambiente sofisticado, salão amplo, móveis com madeira escura, mesas com sofá nas pontas e mármore em todo o resto, desde a entrada até no banheiro. Nos fundos há uma ampla janela onde é possível ver, mesmo que parcialmente, a pista de corridas do Hipódromo.

A Luciana pediu o filet mignon com batata assada (recheio de parmesão, salsinha e bacon), que vem acompanhado por uma salada à escolha, como entrada. Ela pediu a carne “ao ponto pra bem”, já que a garçonete que nos atendeu informou que a carne “ao ponto” viria com muito sangue. A carne veio uma sola de sapato, muito passada, impossível de comer depois de fria. A batata veio com pouco recheio, e a salada (mix de folhas) estava bem temperada e saborosa. Para beber, Sprite. Refeição frustrante.

Eu tive melhor sorte: pedi o “Kansas Seared Tuna” (fatias de atum selado com molho de mostarda), trocando o couscous marroquino pela batata assada, e salada ceasar de entrada. O atum, corte de qualidade, carne de sabor marcante e extremamente tenra na boca, molho suave que realçava o sabor do pescado, foi um dos grandes acertos da viagem. A batata, embora saborosa, pecou também na falta de recheio. A salada – bem, eu só comi a salada para que a minha mãe visse que comi algo saudável...

De sobremesa, seguindo a sugestão da garçonete, pedimos um cheesecake de doce de leite, que além do doce na massa recebe também uma generosa colherada da iguaria como cobertura. Pensem num negócio dos deuses, pra comer de joelhos, querer levar pra casa, pedir outro pedaço só de gula. A massa é doce, mas não é enjoativa; o doce na cobertura, autêntico argentino, é puro e saboroso. A sobremesa está na minha lista de “coisas imperdíveis para comer em Buenos Aires”, junto com o ragu do Il Matterello e a empanada de carne do El San Juanino.

Valor da conta: 2 cervejas, 1 refrigerante, 2 pratos principais, 1 sobremesa = 278 pesos (140 reais).

Opinião geral: mesmo com o deslize da carne, o restaurante vale a pena. Se decidir pedir um dos cortes da casa, assegure-se com o garçom do ponto da carne – o ideal na Argentina é comer a carne com o meio rosado, com pouco ou quase nenhum sangue. E peça o cheesecake de doce de leite no final.

Endereço: Av. Del Libertador, 4625, Buenos Aires
Telefone: +54 (11) 4776-4100
Internet: http://www.kansasgrillandbar.com.ar/


O Viajante Comilão - http://oviajantecomilao.blogspot.com
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Almuerzo, Familias
 
Lee bien la siguiente descripción: un lugar muy grande, que sirve platos típicos de la criticada cocina norteamericana y que encima hace parte de una famosa red de restaurantes. Sueña como si fuese algo totalmente sin gracia o sin encanto, ¿no?

¿Sería parecido entonces a los muchos, y sin sabor, pizzas-café que se distribuyen en cualquier medida por Buenos Aires? Sí, puede ser. Pero definitivamente ese no es el caso del re tradicional Kansas.Un local digno para comer en cualquier día, a cualquier hora, con familia o amigos, resumiendo decimos que Kansas es versátil sin perder la elegancia.

Los distintos espacios de la casa son bien cuidados, con amplias y visibles construcciones de madera y mesas con las ya conocidas banquetas típicas de cualquier diner visitado en Estados Unidos.Ese día, el objetivo era aprovechar el concurrido happy hour que tiene lugar en la sucursal de San Isidro, todos los domingos a partir de las 17h. Cuando se dice “concurrido happy hour’’ ya se puede imaginar muchas personas con ganas de tomar y intercambiar miradas, ¿cierto? Pero acá no pasa eso. La idea era tomar, pero tomar aprovechando las últimas horas del final de semana para hablar con amigos. Mira como cada grupo se entretiene en sus propias charlas:Pero eso no quiere decir que el local no sea muy buscado.

Los 2 x 1 ofrecidos en el bar (y atención, solamente para los asientos en la barra, no en las mesas del restaurant) atrae mucha gente, gente esa que a veces causa un típico transito humano, que siempre es divertido para los que miran desde afuera.Pero eso no es problema siempre y cuando hay una mesa reservada para no sólo tomar sino también comer, sin la necesidad de estar apretado en la multitud.Antes de la bebida, empezamos con un Kansas Roll, que sólo nos dejó con más ganas de volver al restaurant para probarnos unos platos demás. Una riquísima pasta fina rellenada con pollo acompañada de guacamole y otras salsas igual de exquisitas.

Una de las sugerencias del día era un trago llamado Maracuroska: vodka Absolut, maracuyá, lima y sour mix. Deliciosa, refrescante y dulce en la medida.Pero el destaque lo dejamos al Cookies & Baleys. Bebida esa que nos emociono tanto que hasta nos olvidamos de la receta, pero llevaba helado, baileys, galletitas, chocolate… O sea, un trago excelente y muy escondido detrás de la fachada infantil que posee.Siguiendo, una dosis de Amarula. Sin mayores errores.Y un limoncello, claro que sólo para ayudar en la digestión. Sí, sólo para eso.

¿Resumen? Les contamos: nada peor que juzgar todo lo que provee de la cocina del Tío Sam. Anotá y aprovechá un domingo de sol en la provincia, encerrá tú tardecita con $25 para cada 2 x 1, y finalízala con grande estilo: livianamente alcoholizado.
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Cena, Almuerzo, Comer mucho, Happy hour, Familias
 
Gigante, populoso fashion, es el Mc Donald´s de los chicos ricos... grupitos de adolescentes de alrededor de 15 años, pagan sin esfuerzo platos de $50. El espacio está muy cuidado, la cocina a la vista, sorprende por la coordinación del personal, y el poderosísimo sistema de extracción, que permite que en el ambiente, no haya una gota de humo. Consta de salón, barra (donde se puede fumar) y una terraza muy bonita, que en verano debe de ser el paraíso.

No cierran nunca, abren a las 10 de la mañana y cierran a las 3. Lo malo, siempre, absolutamente siempre, tendrá que hacer cola, de aproximadamente una hora, he cambiado de estrategia, de franja horaria, de sistema, de todo... salvo embarazada de 8 meses, he esperado los religiosos 60 minutos... tienen previstoue un sistema de pagers, porque hay ejércitos de genteesperando, dispersa, por acá y por allá, lo que obliga a uno a fijar la vista como una vaca y rezar, para que aparatito se vuelva colorado y vibrante y nos anuncie que estamos cerca de comer.

Una vez en la mesa, se presenta el camarero a cargo de la mesa, pero el sistema es extraño, y solo ellos lo entienden y a lo largo de la noche, pueden atenderlo hasta 4 personas, sin jamás equivocarse ni distraerse. Están impecablemente uniformados y son extraordinariamente atentos, son también un poco autómatas, pero en este contexto funciona.

Jamás de los jamases no se respetará un punto de cocción, ni se harán los distraídos, el entrenamiento es absoluto.La comida es deliciosa, al estilo americano pero de una calidad increíble, y nada grasosa, carnes excelentes, seguramente con trazabilidad, llegan cocidas a la llama, acompañadas en la mayoría de los casos por papas rellenas con ciboulette y panceta, queso cheddar y manteca (aunque son muy flexibles y se pueden cambiar las guarniciones sin problemas, hay puré de papas, papas fritas, cole slaw y cous cous)

Pedimos un bife de chorizo (350 grs.) $88 espectacular, que se cortaba solo y las ribs con salsa barbacoa $91, los huesitos se sacan casi con la vista y tienen la astucia de traer un plato donde depositarlos, de postre, un key lime pie excepcional, con un gran copo de crema batida neutra $34. Vinos por copa $35 Fond de Cave, y un delicioso te helado $16,50. En la lista también, vinos premiums, vinos propios, pescados, y platos de pollo, además de algunas opciones de entrada y las maravillosas ensaladas, tan pero tan abundantes, que son obscenas.

No cobran cubierto, y el pan hay que pedirlo, entonces llega la mesa un bollito caliente con rulos de manteca, que está perfecto para este tipo de comidas. Cada plato principal, viene acompañado de un plato de ensalada ( la Caesar, la más popular de la casa) que en general lo traen antes que la comida. Los platos son para compartir ($25 adicionales) y los postres también, todo es contundente, rico, perfecto.No aceptan reservas.

Mi puntaje: 8,5
Consejo: El Mc de los niños ricos q tienen tristeza
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Cena, Familias
 
Kansas es un lugar ya reconocido, hace un tiempo que no iba, pero esta semana regresé.
Su mayor problema es que no toman reservas y siempre hay mucha gente, por lo que generalmente tenes que ir con tiempo ya que vas a esperar afuera mínimo 30 minutos. En hora pico.. minimo 1 hora.
Tenes la posibilidad de pasar al bar mientras (pero obviamente esto implica mas gasto y no todos están dispuestos a hacerlo). Y otra contra es que en mi opinión es un poco ruidoso, es muy grande el espacio, pero también hay mucha gente.

Una vez que te dan tu mesa, el servicio es muy bueno y rápido.
Mis recomendaciones de comida: Las Barbecue Ribs - para chuparse los dedos! - y la ensalada Caesar (la mejor de Buenos Aires).
De los postres: El brownie con helado y chocolate caliente y la Carrot Cake.

Los platos son abundantes, asi que es mejor compartir. Con $100 comimos las ribs, bebida y postre.

Así que supongo que vale la espera...
Bueno para: Ir con amigos, Cena, Almuerzo, De madrugada, Comer mucho, Familias
 
Siempre esta bueno volver a Kansas para disfrutar del ambien, los platos y la excelente atencion. Las ribs son EL plato a pedir y ni hablar de su riquisimo Brownie con helado!
Soy fanatica del lugar!!!
 
No importa la espera en la puerta, siempre, pero siempre vale la pena!!!!

Un restaurante donde no hay sorpresas, siempre recibís lo que esperas.
Rapidez en la atención, cada mesa cuenta con un mínimo de 3 mozos. Los mozos no son de los mas simpáticos, pero son muy eficientes.

La cocina, ambientación y atención es bien Yankie.

Los tragos de la barra están muy bien preparados. La ensalada cesar y las costillas de cerdo con barbacoa son mi plato preferido. No se pierdan de postre la tarta de zanahorias y no se olviden de pedir el pan casero con manteca!!!!
Bueno para: Parejas, Familias, Ir con amigos, Ir solo(a), Almuerzo, Cena
 
Me gusta mucho Kansas aunque no voy demasiado seguido porque no me gusta esperar para una mesa y no se pueden hacer reservas. Igualmente vale la pena conocerlo y volver a ir mil veces, la comida es muy rica, las porciones super abundantes y te atienden bien y rápido.

Me gusta mucho la pasta con salmón, la pasta con pollo teriyaki y la ensalada césar. Todavía no probé las ribs pero ya está agendado para la próxima visita después de leer tantos buenos comentarios.

Los postres son una bomba!! buenisimos y muy grandes, para compartir entre varios.

Durante la semana tienen un happy hour que se llena siempre, lindo plan después de un día de mucho trabajo en la oficina, perfecto para ir con grupos de amigos.
Consejo: Ir con paciencia, hay que esperar mucho para las mesas
Bueno para: Ir con amigos, Parejas, Cena, Almuerzo, Comer mucho, Happy hour, Familias
 
Como todos dicen, tiene tiempo de espera, pero los diferentes platos en gral son muy buenos... igual el hambiente...
Bueno para: Reuniones de negocios, Eventos personales, Vino, Ir con amigos, Cena, Almuerzo, Happy hour
 
Me encanta! Es el restaurant preferido para ir con mis hermanos y mi mama. La comida es super abundante, la atención es siempre rápida y cálida.
La contra, la espera que hay para tener una mesa, como no toman reservas siempre que vas entre las 9.30 y las 24hs hay entre 1h y 1.30 de espera.
Vale igualmente la espera, los platos principales incluyen una ensalada de entrada, al estilo americano.
Para mi, tienen la mejor ensalada caesar que probé fuera de USA, y la papa rellena es el mejor acompañamiento.
Consejo: Guardar lugar para el brownie con helado y salsa de chocolate caliente!
Bueno para: Ir con amigos, Ir con niños, Parejas, Cena, Almuerzo, De madrugada, Comer mucho, Vegetarianos, Familias
 
Lo único malo de Kansas es que siempre hay mínimo una hora de demora por lo que recomiendo ir bien temprano, tipo 20 hs o 12 hs según si se quiere ir a cenar o almorzar. La comida es excelente y la atención también. Atendido por diferentes camareros siempre a la orden de que uno lo pase bien y esté satisfecho todo el tiempo. Siempre que voy pido lo mismo, ribs con bbq y papa rellena. Cuando pedís este plato incluye siempre una ensalada Cesar que me delira, y no puedo dejar de acompañarlo con un brownie con helado y nueces de postre!
Para los amantes de la Carrot Cake no dejen de probarla!!!!
Consejo: Ir muy temprano!!!
Bueno para: Ir con niños, Parejas, Cena, Almuerzo, Comer mucho, Familias
 
Este restaurante me trae recuerdos muy gratos. Recuerdo que fui con mi pareja y nos pedimos unas pastas deliciosas, con una salsa que estaba hecha con pollo, no recuerdo su nombre, pero me llamo la atencion la originalidad del plato, la atencion rapida y servicial de los camareros y la ambientacion del lugar. Era nuestra primer salida a un restaurante y fue muy especial, ya que yo no estaba con mucho apetito porque estaba embarazada sin saberlo aun, pero asi y todo disfrute mucho la cena. No volvimos por muchos factores pero seguro que es una cuenta pendiente para recordar un hermoso momento de nuestras vidas. :)
Bueno para: Parejas, Ir con amigos
Exhibiendo de 1 a 14
Total de opiniones: 37

Escribir opinión


Mirá las estrellas y después evaluá
Para enviar fotos o completar campos adicionales, hacé login (no vas a perder la opinión escrita)
Kekanto no se hace responsable de las opiniones y/o comentarios. Ellos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Para obtener más información, por favor visite nuestras condiciones de uso.

Check-ins

Total de check-ins
7
Sus check-ins aquí
0